Angela Vicario | Marca personal, ¿eso qué es?
15382
post-template-default,single,single-post,postid-15382,single-format-standard,ajax_leftright,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Marca personal, ¿eso qué es?

Una de las primeras cosas que escuché al llegar a la carrera fue el concepto de marca personal. Sin embargo, en aquel momento no tenía ni idea de la importancia que iban a adquirir en mi vida esas palabras, al igual que vuesas mercedes no tenéis ni idea de lo relevantes que van a ser para la vuestra.

 

Tanto si ya habías oído hablar de este concepto como si no, debes saber que para escritores y todo tipo de artistas más o menos freelance, desarrollar una marca personal es fundamental, porque se trata de quiénes somos, y lo que nos diferenciará del resto.

 

Pero comencemos por el principio: ¿Qué es la marca personal?

 

Es eso precisamente: lo que nos diferencia del resto, lo que hace que en medio de un mercado inmenso alguien pueda ver nuestro producto y sepa que es el nuestro sin ver nuestro nombre impreso en él. Es lo que hace que cuando un posible consumidor piensa en nosotros, su cabeza vuele hacia valores muy concretos que son diferenciales de nuestra marca. ¿Coca–Cola? Felicidad, ¿Lotería de Navidad? El verdadero premio es compartirlo, lágrimas, emoción. ESO ES la marca personal.

 

Entonces, en este mercado tan amplio… ¿quién soy yo? ¿cómo voy a crear una marca personal que, además, sea buena? Que no panda el cúnico. Crear toda esta marca en torno a tu persona no es fácil, pero tampoco imposible:

 

TODOS TENEMOS ALGO QUE NOS HACE DIFERENTES A LOS DEMÁS, ALGO BUENO. SOMOS ÚNICOS.

 

Así que lo primero que debes hacer para comenzar a construir tu marca personal es mirar hacia dentro: piensa en ti, conócete. ¿Qué es lo que se te da mejor? ¿Cuál es tu principal diferencia respecto a otros compañeros de gremio? ¿Además de escribir también estudias historia? ¿Además de dibujar también tienes un gran don para los negocios? ¿Tienes una inquietud social y de voluntariado fuerte? ¿Escribes sobre temas controvertidos? ¿No solo eres artista gráfico, sino que también puedes pasar a animar lo que dibujas? ¿Puedes escribir 100.000 palabras en 20 días? Piensa: todos tenemos talentos, todos tenemos un Don. De ahí sacarás tu factor diferencial. Y estos talentos no son necesariamente cuantificables. Aquí podemos hablar de empatía, sensibilidad, comprensión, constancia y fuerza de voluntad, capacidad de sobreponerse a la adversidad… ¿Buscas la belleza en todo lo que ves? ¿O tal vez buscas un futuro mejor para todos? ¿Defiendes unos ideales a capa y espada con tus historias? Si es así… ¡no te lo guardes! ¡que tu marca lo grite por ti!

 

Y una vez tengo eso… ¿por dónde empiezo?

 

Cuando hemos identificado aquello que nos diferenciará de los demás de forma inequívoca, tenemos que pensar en tres cosas fundamentales:

 

1 ¿QUÉ?: Qué tipo de marca quiero hacer, quién quiero ser para mi consumidor. Por ejemplo, todo el mundo conoce al DJ Marshmello porque nunca muestra su rostro en público, es enigmático porque nadie sabe quién es. ¿Vas a hacer una marca enigmática? ¿O es mejor estar cerca del público? Eso depende de a quien te dirijas…

 

2 ¿A QUIÉN?: Quién es mi público objetivo, a quién dirigiré mi producto. ¿Quién va a escuchar mi historia? ¿Quién va a estar pendiente de mi en RRSS? ¿Quién narices va a querer seguirme y escucharme? El consumidor/público objetivo es un punto terriblemente importante. No podemos escribir juvenil y pretender que Pérez–Reverte sea nuestro mayor hincha en Twitter, ¿no? Debemos saber qué producimos, pero también para quién. Como escritores y artistas, contamos historias, y eso es lo que diferencia nuestra profesión, nuestra vocación, de muchas otras. Con el marketing siempre hay que contar una historia al público para engancharlo a nosotros, tanto si promocionas una película como si vendes ladrillos. Piénsalo: ¡tenemos mucho terreno ganado! Escribimos para nosotros, pero repasamos nuestra producción y la publicamos (o lo intentamos) para que la disfruten otros. ¿Quiénes son esos otros? Tu decisión va a marcar toda tu marca personal, y cambiar tu target en un futuro puede ser muy, muy complicado, así que tómate tu tiempo para decidir bien.

 

3 ¿CÓMO?: Cuando tengas todo la anterior, crea un plan fijo y concreto. Tu reto está en tener una presencia constante entre tu target. Que estés en su mente pero que también hablen de ti. Solo a través de las buenas opiniones del público que ya te sigue llegarás a quienes no te conocen. Este último punto lo dejo a tu elección. Cada marca, cada quién, debe trazar su propio plan, pues cada uno de nosotros es un mundo.

 

Con esto termino por hoy, porque el concepto de marca personal es muy amplio, y la forma de crear una marca efectiva y exitosa es toda una ciencia que siempre está en permanente investigación.

 

Sin embargo, vuesas mercedes, recordad que lo principal para que vuestra marca sea recordada es:

 

  • Estar en la mente del consumidor, pero sin hacer SPAM (¡A ser creativos!)

  • Suscitar valores buenos cuando piensen en nosotros.

  • Provocar emociones.

  • Ser únicos, diferentes e insustituibles (qué difícil, ¿eh?)

 

Así os dejo. ¿Os atrevéis a dar el paso de construir vuestra marca personal?

 

No Comments

Post A Comment